(Comunión/ adoración/ Adviento)
(Original Betsaida)

“Jesús levantó los ojos y le dijo:
-Saqueo, baja enseguida porque hoy tengo que hospedarme en tu casa”
(Lc. 19,5)

“Suplica a esta bondadosa Madre que te preste su corazón para
recibir en El a su Hijo, con sus propias disposiciones.
Si Ella quiere venir a morar en ti, su Hijo será bien recibido por su tierna Madre.”
(San Luis María de Montfort)

Tú estás en el Altar, yo aquí mirándote.

Tú me ves, yo, con los ojos de la Fe.

Es Jesús, desde la cruz, que se da, es nuestro Pan.

Quien soy yo, para que me hables Tú Señor.

Es el Señor viene a mi casa. (¡Abran las puertas al Señor!)

Mi alma es fiesta, es Jesús que viene a mí. (Piedad Señor)

Angel de Dios (guárdame), limpia el lugar,

Es el Señor, que va a entrar. (¡Aleluya!)

Es el Señor viene a mi casa. (Desde hoy ya nada será igual)

Mi alma es fiesta, es Jesús que viene a mí. (¡Gloria al Señor!)

Madre de Dios (recíbelo), tómalo Tú,

Cuídalo Tú para mí…

…para que siempre vuelva aquí.

Ya no sé, si estoy aquí. O eres Tú, que vive en mi…

El Señor, hecho una comunión.

Muy cerca aquí, te puedo amar, mucho más, quisiera dar

Haz que en mí, se haga tu voluntad.

Es el Señor viene a mi casa…

Ahora estás, vivo y real, algo de ti, se quedará

A transformar, el alma al comulgar.

Más allá, puedo llegar, si quien me mira, aprenda a amar

a Jesús, presente en el Altar.

Es el Señor viene a mi casa…

Cuídalo Tú para mí…

…para que siempre vuelva aquí