(Canción de ofertorio, inspirada en “La Fuerza del Silencio”; Cardenal Robert Sarah)
Letra y música: Adriana Bezanilla S.
 
I
Este es el momento para ofrecerlo todo a Ti,
Decirte muy de dentro, solo en Ti quiero vivir   
A entregar lo que nos pesa, a colmarnos en Tu don
A un encuentro silencioso, de corazón a corazón.
 
II
Este pan y   este vino serán Vida y Salvación
Con Cristo nos unimos al sacrificio de Su amor
En un sí que es compromiso, que es confianza y que es unión
Al Padre le decimos ¡Bendito seas Señor!!
 
Bendito seas por siempre Señor 
Bendito seas por siempre Señor .