Texto y música: Betsaida

Inspirado en los versos del mismo nombre, escritos por Santa Teresita de Lisieux, poco antes de morir.
“Para que una hija sepa a su madre querer es necesario que ésta sepa llorar con ella, que comparta sus penas y dolores”, Teresita del Niño Jesús.

I- Cantar Madre quisiera
Por qué te amo María
Porque tu nombre a mi alma
Hace saltar de alegría.

II- Amo tanto tu silencio
Todo en ti es pura armonía
Ni una palabra demás
En la que el Verbo se hizo vida.

III- A tu vientre vino Dios
Bajando del mismo cielo
En tan preciosa morada
Hasta Dios se hace pequeño.

IV- Y no me asusta mi pequeñez
Sabiéndome hija de María
Jesús me tendrá compasión
En tal dulce compañía.

V- Tranquilo durmió Jesús
entre los pliegues de tu velo
yo busco también ahí
mi único consuelo.

VI- No importa donde pises
Ni cuál camino eliges
Cuando voy en tus brazos,
dormida en tu regazo…

VII- Servirte Madre es lo más bello
Contigo vivimos el Cielo
Nos acercas a Jesús
Y con El ya no hay destierro.

VII- Hemos llorado María (Tú no dejas María)
Y has curado mis heridas (A los que a ti se confían)
De tu mano espero el Cielo
Con filial y firme anhelo.

VIII-Me sonreíste Madre
En la aurora de mi vida
Sonríeme otra vez
en el final que se avecina.

IX- Has caminado conmigo
Cada día de mi vida
quiero acabarla cantando
Por qué te amo María!!